miércoles, 15 de junio de 2016

Digital Signage como parte de IoT

Estamos sometidos a una significativa transformación, a un cambio constante y me gustaría arrojar algo de luz sobre qué es lo que está pasando y que creo que pasará en esta transformación del punto de venta.


¿Qué es IoT?

Internet of Things es un concepto que se basa en la interconexión de cualquier producto a Internet. Es la forma en la que el mundo online se expande a objetos físicos, como sensores y actuadores, y estos interactúan con nosotros.


Este concepto avanza imparable, ayudado por la reducción de costes en sensores, ancho de banda, y procesamiento, y ante un tamaño cada vez menor de los dispositivos.


Esta conexión continua está cambiando los hábitos de consumo. La interacción y comparativas de producto abren nuevas puertas a la comercialización. El mundo online y offline ya no existe como entidades separadas, Internet es ubicua, y el negocio se ha de ver como un todo.

Las empresas que no se acerquen a este nuevo mundo conectado, no serán capaces de satisfacer las expectativas crecientes de sus clientes.

Quizás este cambio lo vemos muy lejos, pero las tecnologías se están desarrollando a un ritmo vertiginoso, en el siguiente gráfico podemos ver los años de adopción necesarios para llegar a los 50 millones de usuarios. Al teléfono le costó 75 años, a Twitter le ha costado menos de un año.


A este ritmo, ¿creéis que tardaremos mucho en adoptar estas tecnologías?

En el mundo online tenemos acceso a multitud de información en tiempo real, pero ¿qué sucede en el mundo offline? Sencillamente que hasta hace muy poco tiempo no teníamos acceso a información similar, pero la transformación está llegando impulsada por el Internet de las cosas.

Con IoT los negocios se transforman, del “brick-and-mortar” hacia el “brick-and-click”. El mundo físico se quedará atrás si no se tienen en cuenta datos y comunicaciones. La experiencia de compra proporcionada no será adecuada.

Cualquier negocio que quiera promocionarse únicamente con cartelería estática no está cumpliendo con las necesidades y expectativas de hoy en día, y mucho menos de mañana. 

El análisis de la información es vital, pero es verdad que es fácil sentirse abrumado por la cantidad de información que generan los sistemas conectados, la información deberá ser filtrada y mostrar solo lo que es relevante para cada audiencia. Es hora de crear una experiencia de compra única.


La rivalidad entre las tiendas online y offline están llegando a su fin, un canal está mejorando al otro, lo que lleva a la convergencia. La cooperación entre ambos mundos mostrará el gran potencial de combinar la información de ambos.

Tengo buenas noticias para el retail tradicional: no morirá como auguraban algunos hace muy poco tiempo. El 30% de la facturación en 2020 vendrá de los millennials, y ellos se sienten cómodos comprando en las tiendas físicas. Esto significa que tocar, oler, probar, seguirá siendo muy importante, quieren una experiencia sensorial completa. Y, atención, la interacción con los dispositivos digitales forma parte de esta experiencia e influenciará más que nunca en la compra. 

Los clientes esperan experiencias que reflejen sus necesidades e intereses individuales, no quieren ser meros observadores, quieren ser participantes activos, tocar, tuitear, compartir, likes… o cualquier otra cosa. Esto puede parecer difícil de entender, pero tiene que ser interiorizado por los retailers. Los milennials y nativos digitales van de compras, no a comprar.

En las tiendas, la tecnología puede crear una atmósfera capaz de hacer sentir a la gente joven como en casa, y esto es vital para construir relaciones con los clientes a largo plazo.

¿Cómo funciona?

Podemos dividir el proceso en 4 pasos:


La ultra personalización de la información y los productos ha llegado y permite satisfacer nuestras necesidades con un mayor grado de acierto. 

Por ejemplo, en Facebook, los artículos patrocinados y la publicidad está personalizada en base al contenido que consumes. Cada paso que das queda registrado y se utiliza para crear una experiencia de usuario adaptada.

Compara la efectividad de este tipo de publicidad en tiempo real basada en tu comportamiento en Google, Facebook o Amazon, frente a un poster colgado en una tienda hace un mes intentando vender un producto. ¿Podrá este poster atraer la atención de un millennial? Creo que ya conoces la respuesta…

Este es el motivo por el que IoT juega un papel central en el punto de venta y el Digital Signage es la parte visual de esta experiencia.

El smartphone como mando a distancia del Digital Signage

Para muchos compradores el móvil se ha convertido en algo básico a la hora de ir de compras, los millennials comparan precios, miran análisis de productos y opiniones en las redes sociales antes de comprar. Sin un smartphone esto sencillamente no puede pasar.

Por este motivo el Digital Signage y los dispositivos móviles van de la mano, para crear una nueva dimensión de experiencias interactivas en combinación con tecnologías como el NFC o los beacons.

Smart Digital Signage conectará con el mundo móvil.

IoT y Digital Signage 

Aquí es donde podemos ver el verdadero potencial de la comunicación en tienda, y hablo de potencial, porque ¿puede un monitor emitiendo la misma playlist durante todo el día ofrecer una experiencia de compra personalizada y memorable?

Sin duda la estrategia de contenido debe ser coherente y el enfoque ha de ser a largo plazo, pero sin olvidar la personalización del contenido y la dinamización de la lista de reproducción.

El mensaje adecuado en el lugar y momento adecuado debe reaccionar de forma inmediata en un contexto. Estamos hablando de mucha información, la generación de datos es enorme… Big Data.

El contenido ya no se presenta al azar con la esperanza de llegar a la persona adecuada a través de la publicidad, ahora tenemos en cuenta la interacción con dispositivos inteligentes, el contenido del Digital Signage y los eventos que se estén desarrollando en el entorno de forma inmediata.

Los sensores detectan el comportamiento de los clientes, dónde miran, cuánto tiempo se paran ante un producto o de una pantalla y cómo interactúan con el contenido y la inteligencia del software generará perfiles de los clientes en tiempo real para adaptar automáticamente la playlist de contenidos.

La información e interacción es bidireccional. El contenido de los monitores se modificará en función de la información proporcionada por los sensores, pero también el contenido puede hacer que actúen determinados elementos en la tienda. Por ejemplo, si se muestra en pantalla un conjunto de pantalón, cinturón y camisa, ¿por qué no utilizar determinados focos de iluminación para resaltar estas prendas en el entorno físico?

Imaginad un escaparate con maniquíes mostrando la última colección de invierno, y junto a ellos un videowall mostrando un video con varios modelos disfrutando de la nieve. En el escaparate, imaginad varios ventiladores y focos sincronizados con el contenido, haciendo que la ropa se mueva e ilumine de forma dinámica. Imaginaos que una cámara enfoca hacia el exterior del escaparate, y en el videowall, interactuando con el móvil puedes verte como si estuvieses tú en este escenario. La cámara puede hacerte una foto y enviártela al móvil, junto con una recompensa en forma de descuento por haber participado. El resultado es una sensación de invierno en la propia tienda, generar más tráfico y mejorar la imagen de marca. Esto es crear experiencias únicas y memorables con un importante factor sorpresa. 


Estamos entrando en una nueva era

Definiendo nuevas tendencias y facilitando a los retailers una oportunidad única de conectar con sus consumidores durante todo el tiempo.

La recolección y uso de los datos es requisito fundamental para mejorar la operativa, gestión y mejora continua de la efectividad en Digital Signage. Esta es la forma en la que podemos generar un contenido realmente relevante para los consumidores. Este contenido individualizado es el que generará una experiencia de compra única y de calidad, maximizando la satisfacción que los clientes buscan.

El mundo online, liderado por Google, Facebook y Amazon, ha fijado nuevos estándares para un fácil acceso a la información personalizada, haciendo crecer las expectativas de los clientes en el proceso.

Precisamente estas expectativas están llegando al retail. Son los Millenials los que están contribuyendo más a este cambio, ya que buscan experiencias de compra similares al mundo online.

IoT trae una parte importante del contexto al Digital Signage, aportando información sobre el entorno y esto permite mejorar esta experiencia personalizada.

Sensores y actuadores hacen posible la interacción del Digital Signage más allá de las pantallas. Cuando los pioneros reconozcan esta oportunidad crearán un nuevo terreno en cuanto a experiencia de compra y fidelización se refiere.

Redes Sociales

Los Millenials harán unos 25.000 selfies en su vida, y compartirán Likes, retuits y mucho más. Ir de compras ya no significa ir al centro a comprar un producto, ya no, ahora es algo más.

El consumo pasa a ser una experiencia, ya no es una actividad individual, es mejor hacerlo en grupo. Y es este exactamente el motivo por el que la comunicación social desempeña un papel cada vez más importante. Y una vez más, sin IoT, no tendría valor sin el contexto. ¿Qué aporta más valor a la publicidad de Facebook? Sin duda las opiniones.


Sé que esto asusta

Pero como cualquier proyecto, podemos asumirlo en pequeñas fases. Podemos seguir un KPI, mañana 3 y poco a poco adoptar los que realmente aporten valor.

La integración de sistemas es igual, no podemos integrarlo todo a la vez, pero podemos dar pequeños pasos, ¿Por qué no relacionar los cuenta personas de las entradas con radio analytics? Conoceríamos mucho mejor a nuestros clientes. Y en un siguiente paso, ¿Por qué no vincular la emisión de contenidos al tiempo que pasan los clientes frente a los monitores? O ¿Por qué no relacionar un artículo concreto que aparezca promocionado en las pantallas con las ventas de ese mismo producto? Si emitimos 3 piezas de contenido diferentes para promocionar un mismo producto, podríamos conocer la eficacia del contenido, y utilizar el mejor contenido para otros productos o en el resto de tiendas.

¿a que ya no asusta tanto?

Hay una cosa clara

Y es que el retail tradicional está lejos de extinguirse, sin embargo, ¿están todos dispuestos a aprovechar la nueva oportunidad digital, o tendrán delante un enemigo mortal?

Las innovaciones tecnológicas y el mundo hiperconectado han influido significativamente en el comportamiento y expectativas de los consumidores, los minoristas se enfrentan a una nueva realidad, ¿cambiarán o se quedarán obsoletos?

No obstante, si se empiezan a cumplir estas expectativas, hay un potencial prometedor al unir online y offline, y crear una experiencia de compra memorable.